Foto de Antonio Jiménez Delgado

Antonio Jiménez Delgado

Antonio Jiménez Delgado nace en Alicante en 1969. Sus raíces maternas se encuentran vinculadas al Valle del Genal en la Serranía de Ronda. Es profesor de la Universidad de Alicante , Sociólogo y Arquitecto Técnico. Se doctora vinculando su investigación a la Gestión del Patrimonio. Inicia su actividad profesional en la empresa Ferrovial, dedicándose posteriormente a la docencia en formación profesional y en el ámbito universitario.

Tras una estancia en la Universidad de Bogotá en 1994, donde participa en los planes de desarrollo de Ciudad de Kennedy, impulsa numerosos proyectos de carácter internacional. Desde 1996  hasta la actualidad y como profesor del Departamento de Construcciones Arquitectónicas dirige proyectos en La Habana, relacionados con el patrimonio arquitectónico y con el patrimonio intangible. Desde el año 2000 coordina diferentes proyectos en Mozambique, Argelia, Marruecos e Italia. Vive en la ciudad de Nueva York, durante el último año, donde vincula su actividad a “City University of New York, Hunter College” y a “Landmarks Preservation Commission” del Ayuntamiento de la ciudad. Tras su estancia en Nueva York, y como viajero infatigable, realiza un periplo a través de los diferentes países del continente americano, llegando hasta la Patagonia, que le permitirá conocer numerosos detalles de la realidad de los pueblos de América.

En la actualidad es director del grupo de investigación Aedificatio. Da clases de Historia de la Construcción y especializado en Gestión del Patrimonio, es profesor en el doctorado de “Gestión de la Edificación” de la Universidad de Alicante y en el máster internacional del CICOP (Centro Internacional de Conservación del Patrimonio).

Sus esfuerzos se focalizan en potenciar la puesta en valor del Patrimonio Cultural como una herramienta de desarrollo. Piensa  que la siguiente frase de Mario Benedetti resume la misión de su actividad profesional: “El patrimonio de los pueblos se estremece de abandono, nuestra misión es entusiasmar a las generaciones venideras para que lo amen”.

Enamorado del Valle del Genal, defiende la idea de que es un espacio único, cuyo Patrimonio Cultural consolida señas de identidad con profundas raíces históricas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Editorial La Serranía